Cheque de caja

Se denomina como cheque de caja, al cheque o documento que es expedido por una institución de crédito.

Forma parte de los documentos de crédito o títulos de crédito y tiene un origen común con la letra de cambio inicial y con el cheque común, aunque cuenta con características especiales como:

  • No se transfiere el beneficiario
  • Cobro de comisión por su emisión
  • No requiere de cuenta en el banco
  • Entrega de capital seguro al beneficiario
  • Uso en transacciones entre particulares o empresas.
  • Comprobación de denuncia en caso de robo para recuperar capital.

    Documento de transferencia de dinero

    Cheque de Caja

Este cheque, debe ser expedido por una institución Bancaria y siempre contará con beneficiario directo, no podrá ser expedido al portador como sucede con los cheques comunes o endosarse por ninguna causa.

El contratante puede tener o no tener cuenta bancaria en la institución el que contrata el servicio, pero existen los casos en los que si el contratante tiene cuenta bancaria disminuye o cancela la comisión correspondiente, pero esto variaría según el banco y sus políticas internas.

Este documento se puede considerar como uno de los más seguros que existen debido a su naturaleza y a lo blindado que está para ser cobrado por terceros.

El contratante puede ser una persona física o una persona moral, al igual que el beneficiario puede ser una persona física o persona moral.

Ante la circunstancia del robo del documento o pérdida del mismo, es indispensable que se realice la denuncia correspondiente con la institución jerárquica adecuada, para que levante un acta o carta (según sea el caso), que se utilizará para denunciar ante las autoridades del banco, quienes reembolsarán el capital correspondiente, previa comprobación de datos y circunstancias.

Estos cheques no pueden formar parte de una chequera, pues se emiten en forma especial y concreta a cada cliente en específico, esto aunque se encuentren numerados.

La comisión, (no reembolsable), será cobrada por la institución bancaria, se cobre o no dicho documento y en caso de cancelación del trato o no cobro, el banco reembolsará el total del monto menos la comisión correspondiente.

ESCRIBE UN COMENTARIO